<
>

Sporting Cristal: los juveniles que aprovecharon su oportunidad y hoy son una realidad

Mosquera se apoyó en los juveniles y tuvo éxito @LigaFutProf

Mientras los hinchas siguen reclamando refuerzos para Copa Sudamericana, Roberto Mosquera ha encontrado un seguro de vida a partir de la consolidación de Percy Liza, Jesús Castillo y Joao Grimaldo, claves en el título de Sporting Cristal en la Copa Bicentenario y la clasificación a los cuartos de final del certamen continental.

La doble competencia le cayó como anillo al dedo a Mosquera, puesto que debió apostar por jugadores que ya habían tenido minutos en el 2020 pero que han dado un paso adelante en la presente temporada, principalmente en la Fase 1 y Copa Bicentenario.

Jhilmar Lora fue otro que aprovechó los minutos para desplazar del once a Johan Madrid y a Percy Prado, uno que venía desde Europa a apoderarse del puesto de lateral derecho.

Liza, Castillo y Grimaldo siguieron el ejemplo de Lora y fueron poco a poco ganando importancia en el Cristal de Mosquera. Ya no eran solo futbolistas que jugaban para dar descanso a los titulares, sino que desplazaban a los propios titulares y resultaban decisivos para los objetivos rimenses.

Jesús Castillo pasó de ser el segundo reemplazante de Martín Távara a dejarlo en el banquillo en la final de la Copa Bicentenario. El volante de 21 años reúne buen toque, visión de juego, buen posicionamiento y agresividad en la marca, virtudes que le dan un plus respecto al zurdo.

Liza y Grimaldo, por su parte, han sido la solución a la falta de gol de Riquelme y la partida de Corozo. El primero fue clave en la final de la Copa Bicentenario con un doblete mientras el segundo ha sido el revulsivo que el equipo necesitaba y también ha sido clave como su compañero: por ejemplo, en la ida ante Arsenal en la Copa Sudamericana.

A falta de refuerzos y mientras otros no han logrado consolidarse, Sporting Cristal cuenta con cuatro juveniles que ya son una realidad y apuntan a seguir siendo importantes en los dos grandes objetivos que le quedan al club rimense: el título nacional y la Copa Sudamericana.