<
>

Uruguay se fue de su Mundial histórico de la mejor manera: con goles y un cierre victorioso

Más ideal, imposible. Uruguay cerró de la mejor manera su participación en el Mundial Junior de Sudáfrica con triunfo y una indiscutible goleada sobre Gales por 5 a 1. No porque quedarse con el 13° puesto fuese lo que aspiraba, sino porque más allá de cualquier resultado numérico la Copa del Mundo que acaba de concluir para Las Cimarroncitas es histórica para todo el hockey de su país: nunca un seleccionado charrúa había participado de una cita de este tipo, ni en juniors ni en mayores. Con este equipo hubo un quiebre y el tiempo dirá luego si también fue bisagra para ese crecimiento al que apuestan y por el cual trabajan desde hace años.

Uruguay quedó condenado a disputar el partido por el 13° puesto del Mundial, con 15 equipos (Ucrania se bajó a último momento). Sin embargo, tan duro como ese dato es el otro que dice que la diferencia de gol lo dejó afuera de los cuartos de final. Las Cimarroncitas integraron el Grupo C junto con Las Leoncitas de Argentina, Austria y Corea del Sur y justamente en el debut ante las asiáticas se les escapó una muy buena producción: lo perdieron por la mínima diferencia, a 5’ del final. Estuvieron ahí, muy cerquita, en el umbral de pelear entre los ocho de arriba y no de abajo. Porque esa zona terminó con Argentina líder y los tres equipos restantes con un triunfo cada uno. La diferencia de dos goles favoreció a Corea.

Este lunes, con la posibilidad de disputar el 13° lugar e irse del Mundial con las mejores sensaciones, el conjunto dirigido por Andrés Vázquez configuró su mejor actuación: goleó a Gales por 5 a 1 y reflejó en cada festejo de cada gol, dentro y fuera de la cancha, porque el banco lo vivía como una autentica final, cuánto vale y cuánto significa Sudáfrica 2022 para este grupo. Si bien la galesa Bethan Wood abrió el marcador a los 2’ después de capturar un rebote ante un tiro franco de Madeleine Goodman, a los 6’ lo empató Manuela Vidal, figura de la cancha, de jugada.

>

Desde entonces, salvo algunos intentos aislados de Gales, pero de poco peligro, Uruguay inclinó la balanza a su favor: a los 29’ Elisa Civeta, de córner corto, pudo plasmar en el marcador esa diferencia que había en el juego y a los 39’, Agustina Díaz, de nuevo en una linda jugada colectiva, hizo lo propio. Las Cimarroncitas fueron encontrando más espacios y terminaron por edificar la goleada con otro gol de Lucía Dieste a los 53’ y uno más de Manuela Vidal, por la misma vía del juego colectivo y a puro toque, a los 58’.

De esta manera Uruguay cerró su Copa del Mundo con tres derrotas y tres victorias. Perdió con Corea del Sur y Argentina en la fase de grupos y le ganó a Austria. En el cruce posterior, ya por la pelea de abajo (se insiste, quedó a tan sólo dos goles de los cuartos de final al que clasificaban los dos mejores de cada zona) cayó 2 a 1 ante Malasia. Luego, se impuso en los últimos dos: goleó 4 a 1 a Canadá y 5 a 1 a Gales. Le puso el moño a un Mundial histórico. Su Mundial. El Mundial de estas Cimarroncitas y de todo el hockey uruguayo.

Las charrúas salieron a la cancha con: Sol Myszka, Martina Rago, Elisa Civeta, Pilar Oliveros, Agustina Martínez (C), Manuela Quiñonas, Lucía Santucci, Lupe Curutchagüe, Lucía Dieste, Agustina Suárez y María Bate. Luego ingresaron: Federica Turiel, Guillermina Carassale, Agustina Díaz, Lola Delafond, Manuela Vidal, Rafaela Canepa y Carolina Curcio. DT: Andrés Vázquez.