<
>

Las Leoncitas se despiden del Mundial Junior en el día en que Países Bajos y Alemania dirimirán el título

El Mundial Junior de Sudáfrica llega a su fin este martes. Primero, con los partidos que terminan de definir las posiciones que van más allá del podio y entre los que intervendrán Las Leoncitas y a continuación con el encuentro por el bronce y el título. El partido que todos quieren jugar, el del campeonato, tendrá cara a cara a dos gigantes europeos en un duelo clásico: Países Bajos vs. Alemania.

Ya sin chances de pelear por la copa, objetivo que tenía Argentina antes de iniciar el viaje hacia Potchefstroom, sede de la competencia, el equipo albiceleste debió reiniciarse tras la caída por goleada ante Alemania en cuartos de final (4-1). Así, su mejor resultado posible en el horizonte desde entonces era lograr el 5° puesto, justamente el que buscará hoy. Tras vencer a EE. UU. por 2 a 0 en el cruce anterior (y que definió este) Las Leoncitas jugarán este martes desde las 6.15 ante Corea del Sur.

Argentinas y coreanas se enfrentaron en la fase de grupos, ya que compartieron el C que se adjudicaron las conducidas por Fernando Ferrara con puntaje ideal. En ese contexto vencieron a Corea en la que fue la segunda presentación de la zona por 2 a 0. Cerrarán su participación, agridulce para las aspiraciones, pero en busca de las mejores sensaciones posibles antes de volver a casa.

Desde las 8,30 India e Inglaterra disputarán el partido por el tercer puesto y desde las 10.45 tendrá lugar el plato más esperado de la jornada, la gran final que pondrá frente a frente a dos rivales clásicos: Países Bajos y Alemania. Ambos equipos demostraron ser los mejores en esta Copa del Mundo y dirimirán al nuevo monarca. Argentina había llegado como campeón defensor, por lo que habrá nuevo dueño del título en la categoría.

Las neerlandesas vencieron 3 a 0 a India en la primera semifinal y Alemania 8 a 0 a Inglaterra, con un desempeño arrollador, por lo que el partido definitorio es a priori y como mínimo una enorme promesa de buen hockey.