<
>

Alejandra Gulla: "Estoy muy feliz de estar en este proceso, ojalá que tengamos buenos resultados"

Las Leonas tendrán este fin de semana doble fecha de FIH Pro League, ante EE. UU en Buenos Aires. Y en el marco de esas presentaciones hay un dato insoslayable: será la última vez que jueguen con público y como locales en casa antes de disputar el Mundial de España-Países Bajos, desde el 1° de julio. Les quedarán, tras estas, más fechas de Pro League, aunque en Europa. Por eso, los que vienen no son partidos del montón ni mucho menos. Como no lo fueron tampoco las últimas semanas para Alejandra Gulla, una de las asistentes del DT Fernando Ferrara, quien viajó con el Junior al Mundial de Sudáfrica y por lo cual ella quedó al mando del equipo junto a Mario Almada. La ex-Leona, que casi sin darse cuenta abre una puerta histórica con ese lugar que ocupa (sólo hubo un paso efímero de una mujer en la conducción del seleccionado mayor), le contó detalles a ESPN.com de cómo está el equipo y de cómo trabajó para los compromisos próximos. Y confesó que si bien Ferrara estuvo en comunicación constante con ellos, la responsabilidad del día a día como cabeza de equipo la movilizó. Y confesó: "Estoy muy feliz de estar acá y en este proceso, ojalá que tengamos buenos resultados".

"Fueron tres semanas relindas, de un entrenamiento muy intenso. Abril iba a ser un mes en el que la parte física iba a ser muy importante, más que otros meses y más que nada pensando que en mayo ya tenemos la triple fecha de Pro League en Europa así que sabíamos que iba a ser de mucho estímulo físico. Las chicas entrenaron muy bien, tuvieron muy buena predisposición. Esto es un cuerpo técnico, cada uno tiene su función pero que no esté el entrenador puede que baje la tensión y la verdad es que no, nos sentimos muy a gusto los dos (con Mario Almada). Me parece que eso habla de un equipo que ya está maduro, que sabe lo que quiere muy cerca del objetivo que es el Mundial. Son sólo tres meses y ellas saben que se tienen que focalizar en eso", contó Gulla al término de uno de los entrenamientos de esta semana.

La goleadora histórica del seleccionado comentó que si bien Ferrara se mantuvo diálogo constante, con intercambio de planificación e ideas, se movilizó cuando se puso a pensar en el rol que asumió en estos días (y a confirmarse qué pasará en el banco el fin de semana, aunque Ferrara estaría): "Los primeros días había nervios por saber si estaba a la altura, de que se diera un entrenamiento fluido. Yo soy entrenadora hace mucho tiempo, pero acá si te abstraes un poquito de todo eso te das cuenta que estás siendo la entrenadora del seleccionado. Así que trataba de no pensar tanto y de estar muy atenta y concentrada con lo que teníamos que hacer", resaltó.

En este sentido, Gulla, quien se abrazó de manera cálida y amorosa al ver el ingreso de Bárbara Dichiara con una férula al Cenard, también se refirió a las dos noticias más importantes que atravesó como entrenadora principal en estas semanas: la buena, la vuelta de Delfina Merino tras muchas desavenencias luego de tener Covid-19. Y la mala, la rotura de ligamentos de Dichiara jugando con su club San Fernando y recientemente operada. "Como jugadora me tocó perderme dos torneos muy importantes con Las Leonas (Sidney 2000 y Perth 2002) y lo que yo le comentaba cuando me enteré es que no hay que preguntarse tanto en el 'por qué a mí', sino en el 'por qué a mí no'. Eso me sirvió, somos deportistas de alto rendimiento y es posible que estas cosas pasen". Dichiara se perderá el Mundial, pero la sonrisa con la que apareció a visitar a sus compañeras fue un buen indicio de todo. Sobre la vuelta de Merino, Gulla remarcó: "Empezó a reincorporarse de a poquito con Fer (Ferrara) y estas semanas estuvo totalmente a full, fueron muy buenas. Todos ya vimos lo que es Delfi técnicamente, lo que juega, pero se estuvo poniendo a tono físicamente así que esperamos que rinda, como esperamos que rinda todo el equipo".

Sobre el hecho de que los próximos sean los últimos encuentros que el seleccionado dispute como local en Buenos Aires antes de la Copa del Mundo, Gulla destacó que 'jugar acá siempre es lindo, la verdad es que es emocionante que te llenen la tribuna. La gente que te alienta, las chicas tienen la posibilidad de estar con la familia en el ámbito de todos los días... Siempre jugar en Argentina tiene un condimento especial, ellas lo saben y lo demuestran cuando son locales. Van a ser dos partidos muy importantes para nosotros para la preparación, para seguir mejorando nuestro juego y empezar a pensar a partir de EE. UU. en lo que viene más adelante y disfrutar, porque que me parece que todo lo que uno hace en el entrenamiento es para plasmarlo y divertirse en el partido. Esperamos tener un lindo fin de semana".

EE. UU. es un rival que en este momento no llega con sus mejores armas, se encuentra en recambio y disminuido en el último tiempo. Sin embargo, como todo equipo en esas condiciones, es probable que intente replegarse ante el poderío de Las Leonas. Pese a ello, Gulla explicó que las miradas principales en cuánto a qué hacer sábado y domingo es hacia adentro: "Nos estamos enfocando mucho en nosotras, esa es la realidad. En nuestro juego, en las cosas que intentamos sumar desde la parte táctica, desde la estrategia, aparte de cambiar unas cosas de los bloqueos y demás, independientemente de quién esté enfrente. Después seguramente habrá análisis de situaciones específicas. Pero si tenemos la diferencia que creemos que hay con EE. UU. lo tenemos que plasmar en la cancha con el juego y a partir de allí van a venir los resultados. Todo lo que juguemos de acá al Mundial nos va a servir para la preparación".

Justamente, el Mundial es el faro que desvela a Las Leonas pese a que marchen cuartas en las posiciones de la FIH Pro League, con muchos partidos pendientes y aún así metiéndose en la definición del torneo. En la medida que se aproxima, se siente. Y a eso Gulla, campeona del mundo en Rosario 2010, lo puede palpar muy bien: "Se ve, se nota que están enfocadas, cada entrenamiento lo viven de manera admirable y es lo que tiene que pasar siendo jugadoras del seleccionado. Rinden y dan lo mejor. Y de a poquito se va notando, creo que cuanto más cerquita estemos del Mundial se va a notar muchísimo más. Estoy muy feliz de estar acá y en este proceso, ojalá que tengamos buenos resultados", cerró.