<
>

Tras la polémica en Bélgica, el Royal Leopold conducido por Agustín Corradini se salvó del descenso

La novela del Royal Leopold en la liga belga tuvo final feliz en la rama masculina. Y después de la polémica que se generó hace dos semanas a raíz de una fuerte sanción al club por la mala inclusión de los jugadores argentinos Agustina Albertario y Federico Monja, los caballeros lograron salvarse del descenso. Y lo hicieron de la mano del entrenador argentino Agustín Corradini, ex-DT de Las Leonas.

La controversia se originó cuando la Asociación de Bélgica dio a conocer el fallo contra el Royal Leopold, a quien se sancionó por mala inclusión de Albertario y Monja entre sus filas. Eso implicó que el conjunto de Bruselas perdiese los puntos de la primera etapa del torneo. De esta manera, el equipo femenino cayó directamente en el descenso y el masculino peleó para no hacerlo. Quedó antepenúltimo (los dos últimos fueron sin escalas a la B) y jugó repechaje para quedarse en la máxima categoría: lo concretó este fin de semana, aunque el objetivo cumplido no quita la bronca. El Leopold, en varones, peleaba por el título.

El conjunto dirigido por Corradini fue primero en la tabla regular. Sin embargo, se vio condenado a disputar dos encuentros para no perder la categoría. Este fin de semana se impuso 6 a 2 y 6 a 1 a Mechelen, equipo que salió tercero en la B, justamente. Fue el más ganador, el más goleador y el único que se impuso a todos los rivales. La sanción le impidió el resto, pero fundamentalmente ir por el gran faro de la temporada.

"Por una decisión administrativa nos hicieron competir por el repechaje del descenso y fue lamentablemente un partido que no era acorde a nuestro nivel y a nuestro año", se lamentó Agustín Corradini ante la consulta de ESPN.com sobre esta situación, y agregó que "a pesar de un gran año deportivo en el que terminamos primeros de la fase regular, por esta cuestión tuvimos pérdida de puntos y tuvimos que participar por un objetivo distinto al planificado y al nivel que el equipo mostró durante el año. Así se resolvió".

El "así se resolvió" de Corradini denota la contundencia en el marcador pero también cierta impotencia ante una decisión externa pero inapelable. El DT sabe que los caballeros estaban más que bien para quedarse con el título que finalmente este fin de semana se adjudicó el Racing, que venció al Gantoise de Los Leones argentinos Tomás Santiago, Agustín Bugallo y Martín Ferreiro.

Corradini también debió hacerse cargo del conjunto femenino del Leopold promediando la mitad de la campaña, a raíz de los magros resultados. El conjunto de damas estaba n zona de descenso directo. Comenzó a levantar, salió de la zona caliente y cuando parecía salvado, la quita de puntos por la sanción lo mandó directo a la B. El caudal de puntos acumulados, a diferencia de los caballeros, no alcanzó.

¿Cuál fue el origen del problema? Varios clubes presentaron quejas sobre la mala inclusión de los seleccionados nacionales Agustina Albertario y Federico Monja. La Leona y el León contaban con visa de turismo y a raíz de ello el reglamento prohíbe que puedan jugar por un salario o compensación. La Asociación tomó la queja y falló en contra del Leopold. La sanción llevó a la quita de puntos y a la situación antes descripta. El club publicó un comunicado en el que habló de una decisión "de profunda injusticia y una humillación" hacia todos los que componen al Leopold y dijo que el procedimiento disciplinario "vulneró los principios más básicos del derecho a la defensa y la correcta administración de la justicia deportiva".

Según pudo averiguar este medio, el club habría tenido visto bueno por parte de la Asociación en una primera instancia, para que Albertario y Monja jugasen hasta tener la ciudadanía europea, pero luego se dio lugar al reclamo de sus rivales. Por otro lado, si bien no consta que los jugadores hayan recibido pago por haber jugado, se tomó como tal (la compensación) que se les haya facilitado traslado y alojamiento en Bélgica. Más peso aún para dictar la sanción.