<
>

Las lecciones que nos dejó la Semana 2 en la NFL, por Sebastián Martínez Christensen

play
Los Puntos Finos del Domingo de NFL (2:15)

Tua Tagovailoa calla a críticos en el juego menos esperado; los Cowboys ganan sin Dak Prescott y los Broncos aún no tienen al Russell Wilson que les prometieron. (2:15)

Como todos los lunes, vamos con las conclusiones tras la segunda jornada de la NFL.

Desde una segunda victoria de los Dallas Cowboys con el QB suplente Cooper Rush, hasta la nueva oportunidad que se le presenta a Jimmy Garoppolo con los San Francisco 49ers.


1. El mayor arma de Kyler Murray es su capacidad atlética, pero cuanto más retiene el ovoide, en más problemas se mete. La ofensiva de Arizona estuvo estática la 1era mitad, hasta que empezó a sacar el ovoide más rápido. Los Cardinals no convencen, pero es un triunfo en base al cual puedes construir.

2. Los Raiders desperdiciaron una ventaja de 20-0. La ofensiva se apagó en el complemento y la defensiva perdió la agresividad. El balón suelto de Hunter Renfrow resultó definitivo y curiosamente Devante Adams tuvo apenas dos atrapadas. Hueco de 0-2 para Las Vegas.

3. Tristemente Trey Lance se fracturó el tobillo y se perderá el resto de la temporada en San Francisco. En un abrir y cerrar de ojos, se validó la decisión de mantener a Jimmy Garoppolo en el plantel. Y si me preguntan a mi, tienen más posibilidades de ganar con Jimmy G este año.

4. Después de un comienzo inspirado de temporada, los Seahawks ahora han acumulado seis cuartos consecutivos sin anotar puntos. Nunca pudieron establecer el ataque terrestre, que es la base de su ataque, y permitieron 189 yardas por tierra. Tampoco pudieron generar presión.

5. Repetir no es sencillo, y los Rams no han lucido sólidos. Matthew Stafford repartió más el ovoide, involucrando a Allen Robinson, pero volvió a lanzar un par de intercepciones. Aún más preocupante es el hecho de que después de estar arriba 28-3, terminaron sufriendo ante Atlanta.

6. Los Falcons no son candidatos, pero hoy al menos fueron resilientes. Los equipos especiales fueron el catalista de la recuperación, y Drake London atrapó su primer touchdown como profesional. Ahora bien, me cuesta entender el poco protagonismo de Kyle Pitts.

7. Nunca voy a decir que la ofensiva de los Chiefs es mejor sin Tyreek Hill, pero sí creo que es más imprevisible, y a la vez les dio una motivación extra. Jaylen Watson pasó de trabajar en una hamburguesería hace tres años, a tener el TD definitivo en un partido divisional crucial.

8. Los Chargers parecieron ser el equipo superior el pasado jueves, pero como les ha pasado tantas veces, no lo pudieron cerrar. La lesión de Justin Herbert es en el cartílago de las costillas; duele, pero podría jugar. Fue error de las laterales seguir con ritmo cuando Everett había pedido cambio.

9. Han pasado apenas dos partidos, y la afición de los Broncos ya está impaciente y abucheando. No los culpo, porque pese al triunfo, las penalidades tontas, la ineficacia en la zona roja y las decisiones ilógicas han sido moneda corriente. No lucen como un equipo aceitado.

10. La defensiva de los Texans estuvo a la altura de las circunstancias, pero la ofensiva se olvidó de presentarse a jugar. Davis Mills tuvo una tarde difícil y tuvo dos balones sueltos. El ataque terrestre sigue sin aparecer.

11. Dos salidas como titular, dos triunfos para Cooper Rush. Ahora bien, la ofensiva de Dallas no tuvo un buen día, pero cuando más importó, Rush estuvo a la altura. Micah Parsons ya tiene cuatro capturas en dos partidos, y la defensiva de Dallas luce realmente bien.

12. Los Bengals trajeron refuerzos a la línea ofensiva, pero la historia no cambió. Joe Burrow fue capturado en seis ocasiones y ha sido capturado al menos tres veces en siete partidos consecutivos, y 13 veces en dos partidos este año. Así, la ecuación es cuesta arriba para Cincy.

13. Después de un debut decepcionante, Trevor Lawrence jugó un excelente Partido y Doug Pederson consiguió su primer triunfo como entrenador de Jacksonville. Sin embargo, el héroe de la jornada fue la defensiva, que registró cinco capturas y tres intercepciones en la blanqueada.

14. Entiendo que los Colts no tenían ni a Michael Pittman ni a Shaquille Leonard, pero el partido de este domingo es inexcusable. Dominados en las trincheras, sin energía ni creatividad ni espíritu de lucha. Jacksonville eliminó a Indianapolis el año pasado. ¿El espíritu de revancha? Inexistente.

15. Todo parece costarle a la ofensiva de los Patriots, pero Nelson Agholor tuvo un gran partido y una atrapada fenomenal. Y cuando llegó el momento de cerrar el encuentro, la unidad estuvo a la altura. Triunfo vital ante un rival ante el que potencialmente pudieses luchar a fin de año.

16. Mitchell Trubisky no es el problema, pero tampoco la solución para los Steelers. La afición pidió a Kenny Pickett, y honestamente no entiendo por qué no le dan los controles. La ofensiva ya es desesperadamente conservadora, y ahora sin T.J. Watt, la defensiva no registró ninguna captura.

17. Los Giants están 2-0 por primera vez desde el 2016, y si bien es sencillo mirar a Brian Daboll como principal causa, la defensiva ha jugado en un nivel altísimo limitando a sus dos rivales a menos de 20 puntos, pese a los lesionados. Wink Martindale es la pura verdad.

18. Los Panthers han perdido nueve partidos seguidos, Baker Mayfield no ha sido la solución hasta el momento y a esta altura, no me sorprendería si Matt Rhule es el primer entrenador despedido.

19. Los Jets revirtieron un déficit de 13 puntos en los últimos dos minutos y obtuvieron quizás el triunfo más importante de la era de Robert Saleh. Joe Flacco retrocedió el reloj y lanzó para cuatro touchdowns. Garrett Wilson mostró que va a ser un problema para los rivales.

20. Si Nick Chubb se arrodillaba en la yarda 1 en lugar de anotar su tercer TD, ni estaríamos hablando de este colapso. Aún así, la defensiva tiene demasiado talento para permitir tantas libertades, y los equipos especiales no tuvieron un buen día en la oficina.

21. Los Dolphins completaron una recuperación milagrosa. Abajo por 21 puntos en el último cuarto, Tua Tagovailoa terminó de sellar el mejor partido de su carrera. Lanzó para 6 TDs, y Miami demostró que con armas como Jaylen Waddle y Tyreek Hill, nunca está fuera de un partido.

22. Lamar Jackson estaba al rojo vivo, y Rashod Bateman aportó la explosividad que tanto le hacía falta a los Ravens. El problema es que la defensiva tuvo un colapso épico. Más allá de que no contaron con Marlon Humphrey en últimas dos series, algunos lapsos de concentración fueron insólitos.

23. Las lesiones se empiezan a acumular para Tampa Bay (Godwin, Smith, Jones, Wells, entre otros). Por un lado es entendible que la ofensiva no despegue. Por el otro me pregunto si es sustentable. A la vez, ganar jugando mal es un arte reservado sólo para equipos con oficio.

24. Jameis Winston tiene cuatro fracturas en su espalda, y se notaron sus limitaciones físicas ante los Bucs. ¿Lo seguirán manteniendo como titular si no está al 100%? La defensiva de los Saints jugó un partidazo, hasta que Marshon Lattimore fue expulsado por la pelea con Mike Evans.

25. Aidan Hutchinson registró tres capturas en su segundo partido como profesional. Jared Goff jugó su mejor partido desde que está con los Lions, D´Andre Swift mostró toda su habilidad pese a no estar del todo saludable y Amon-Ra St. Brown es un legítimo WR1. Detroit es un equipo divertido.

26. La ofensiva sigue teniendo demasiados altibajos; apenas registraron dos primeros intentos en la primera mitad. La defensiva sigue siendo una de las máximas decepciones y permitieron un sinfín de jugadas grandes. Antes del draft dije que Jahan Dotson era mi WR favorito de esta clase y lo sostengo.

27. Más allá de que tiene a Aaron Rodgers, Matt Lafleur entendió que su dúo de corredores es el catalista de su ofensiva. El resultado fueron 37 toques para 237 yardas y dos touchdowns entre Aaron Jones y A.J. Dillon. Mientras tanto, Rodgers sigue siendo el "dueño" de Chicago.

28. No vas a ganar muchos partidos cuando permites seis yardas por acarreo. No entendí por qué abandonaron el ataque terrestre en el segundo cuarto y eso les costó porque David Montgomery tiene potencial de elite. A la vez, Darnell Mooney tuvo sólo dos recepciones.