<
>

Tom Brady goza de una personalidad extrovertida y divertida desde que dejo a los Patriots

play
NFL - Power Rankings Express (2:24)

Hay un nuevo No. 1 y este equipo juega en el estadio donde se jugará el Super Bowl, pero los dos movimientos más drásticos en el Top 10 se dieron en la AFC Oeste. (2:24)

Al salir al campo del Gillette Stadium el próximo domingo, enfundado en el jersey de los Tampa Bay Buccaneers, los aficionados de los New England Patriots no sólo verán a un Tom Brady en otro uniforme, también verán a un quarterback con una personalidad contrastante a la que les mostró en sus primeros 20 años en la NFL.

Al dejar a los Patriots en 2020, Brady dejó atrás el mantra “Do Your Job” (Haz Tu Trabajo) que le llevó a ganar seis Super Bowls y adoptó uno extra oficial, “Enjoy Life” (Disfruta la Vida), el cual le ha permitido mostrar su extrovertida personalidad.

En los 20 años que jugó en New England, Brady trabajó en un ambiente en el que reinaba la seriedad y las opiniones eran limitadas para no dar ni una pizca extra de información más allá de la que se debía ofrecer al mundo de la NFL.

Bill Belichick hizo de las respuestas cortas y parcas un estilo de vida en los Patriots y su férrea disciplina no se limitó a los entrenamientos y al campo de juego cada domingo, también la instituyó en la vida de sus jugadores.

Bajo el régimen de Belichick, era, o es, muy complicado que un jugador, aunque se trate del considerado mejor en la historia de la NFL, acepte participar en varios comerciales de televisión cada año, que tenga actitudes festivas en el desfile para celebrar un triunfo en el Super Bowl o que esté activo de manera frecuente en las redes sociales.

Una de las características que Belichick ha afianzado a lo largo de su estancia como coach de los Patriots es evitar, a toda costa, las distracciones, por menores que sean, que pongan en riesgo el funcionamiento de su equipo.

Justamente todo eso es lo que ha hecho Brady desde que dejó a los Patriots. El ahora quarterback de los Buccaneers parece estar determinado a hacer todo o mucho de lo que no pudo hacer cuando jugaba en New England.

Brady ha mostrado una personalidad extrovertida de forma gradual, con más interacción en sus redes sociales, con una actitud más relajada en las conferencias de prensa y en eventos públicos y luego, con comerciales en los que muestra su habilidad para actuar.

En la temporada 2021, Brady ha aparecido en comerciales de sándwiches, de cripto monedas al lado de su esposa Gisele Bündchen en el que, incluso, toma a broma que aficionados en New England lo llamen "traidor" y un fan de los Jets lo identifique como "la peor persona en la historia", de telefonía celular con su ala cerrada Rob Gronkowski, y quizá por allí aparezca en otra campaña publicitaria.

¿Imaginan la reacción de Belichick si en alguno de los desfiles por ganar el Super Bowl con los Patriots Brady lanzara el Trofeo Vince Lombardi de un automóvil a otro o hubiera sido captado por las cámaras con unas copas de más al final del evento? ¿Imaginan qué hubiera dicho el coach de New England si Brady (o cualquier otro jugador) hubiera decidido invertir tiempo en el receso de temporada para grabar comerciales de televisión?

Es posible imaginar lo que diría Belichick. Lo que cuesta más trabajo es imaginar a Brady haciendo algo así como jugador y leyenda de los Patriots.

De alguna manera, el Alex Guerrero, entrenador personal de Brady, podría tener razón al señalar que la relación entre Belichick y Brady no evolucionó, porque el coach nunca dejó de ver al quarterback como el jugador de 20 años que reclutó en el draft del 2000.

La actitud de Brady mientras jugaba con los Patriots y lo que vemos actualmente refuerza la teoría de que Belichick trata a sus jugadores como adolescentes o jóvenes adultos al limitarles muchas actividades que, para muchos otros atletas y gente común, son normales.

En descargo de Belichick, la manera en que ha dirigido a los Patriots ha producido nueve viajes al Super Bowl, seis campeonatos y la dinastía, quizá, más dominante y longeva en la historia de la NFL. La fórmula quizá esté desgastada, pero puede ser la base de algunos éxitos más en los próximos años.

Por lo pronto, mientras Belichick mantiene la misma actitud oscura, conservadora y de comentarios limitados y políticamente correctos, Brady ha sido menos robótico de lo que era en New England.

Esto no quiere decir que Brady no hable aún con corrección política, y quizá lo haga más por su primera visita a Foxborough como rival, pero la soltura con la que ahora vive el considerado mejor quarterback en la historia de la NFL quizá sea suficiente para disfrutar el momento y salir de New England como lo hizo durante 20 años: como un ganador.