<
>

Arizona Cardinals irán con cuidado con Kyler Murray

play
Podcast Cuarta Oportunidad: ¿Cuál es la mejor apuesta para la Semana 13? (2:29)

Nuestros expertos con sus pronósticos para esta semana de acciones en los emparrillados de la NFL. (2:29)

Kliff Kingsbury prefiere tener a su mariscal de campo sano para el cierre de temporada y de cara a playoffs, que apurar su regreso

TEMPE, Ariz. - Con el esguince de tobillo izquierdo del mariscal de campo de los Arizona Cardinals Kyler Murray entrando en su sexta semana, el entrenador Kliff Kingsbury señaló el viernes que su estatus para el partido del domingo contra los Chicago Bears será una decisión de último momento, en parte debido a la estrategia y en parte porque el recuerdo de la caída en picada del año pasado en los últimos nueve juegos aún está fresco en la memoria de Kingsbury.

Murray "lo ha hecho mejor esta semana", informó Kingsbury, quien agregó que espera que Murray se sienta bien el domingo y "esté listo para rodar". Murray no ha jugado desde que se torció el tobillo en los momentos finales de la derrota de la Semana 8 ante los Green Bay Packers.

Pero ser demasiado cauteloso con Murray ha sido el plan desde el principio.

"Obviamente hay algo de gato y ratón en este deporte, pero quiero decir, con un jugador como él, en la posición en la que estamos, íbamos a ser demasiado cautelosos todo este tiempo", aceptó Kingsbury. "Y todavía lo somos, así que queremos asegurarnos de que cuando lo recuperemos, esté jugando a un alto nivel y no vuelva a lesionarse hasta el punto de que lo perdamos por una cantidad considerable de tiempo".

Arizona se dirige a la Semana 13 con un récord de 9-2, el mejor de la NFL, y está sembrado No. 1 en la NFC y el primer lugar en la NFC Oeste.

La caída en picada al final de la temporada del año pasado, cuando Arizona tuvo marca de 3-6 después de comenzar con 5-2, en parte debido a las múltiples lesiones de Murray, también ha influido en que Kingsbury sea ultra cauteloso.

"Creo que queremos terminar de la manera correcta esta temporada y no lo hicimos el año pasado", recordó Kingsbury. "Solo estamos tratando de ser inteligentes al respecto".

A Kingsbury no le ha sorprendido cuánto tiempo ha tardado en sanar el tobillo de Murray porque los esguinces de tobillo son "complicados. Todo el mundo lo sabe".

Murray y el receptor abierto DeAndre Hopkins, quien también ha estado fuera durante cinco semanas por una lesión en el tendón de la corva, probarán sus respectivas lesiones antes del partido del domingo en Soldier Field. Luego se tomará una decisión.

Hopkins no estuvo en el campo para la parte abierta a los medios de la práctica del viernes después de estar limitado el miércoles y el jueves.

"Simplemente estamos siendo inteligentes", enfatizó Kingsbury. "Queremos asegurarnos de que se sienta realmente bien para la recta final, así que veremos cómo progresa, correremos con él el domingo y veremos si puede ir".

Hopkins dijo que tener las últimas dos semanas libres debido al descanso lo ayudó "mucho".

"El descanso es clave", subrayó.

Hopkins, quien se había perdido dos juegos en toda su carrera antes de perderse los últimos tres, no cree que esté oxidado cuando regrese, y no le preocupa que su tendón de la corva le responda cuando juegue a toda velocidad.

"Sé lo que puedo hacer cuando estoy sano", confió. "Entonces, saldré y haré lo mejor que pueda para ayudar a este equipo a ganar".