<
>

El día que Ronaldinho vaticinó que 'ganaría un partido solo' con el PSG, antes de irse al Barcelona

play
Esto es lo que debes saber previo a los octavos en la UCL (5:34)

Álvaro Morales y Francisco Grabriel de Anda repasan lo más destacado de este torneo (5:34)

El "Mago" brasileño tardó un poco en cumplir la profecía, pero en el segundo tiempo, su ex compañero Paulo César vio que no era buena idea dudar de su colega

Ronaldinho Gaúcho se suma a las historias entre Barcelona y Paris Saint-Germain, que se enfrentan por los octavos de final de la Champions League. Meses antes de mudarse al club español, el astro brasileño disputó uno de sus partidos más brillantes con el equipo francés.

En marzo de 2003, el camiseta 10 acabó con un clásico válido por la Jornada 30 del Campeonato de Francia ante el Olympique de Marseille en el estadio Vélodrome, donde el equipo de la capital francesa no ganaba desde 1988.

Al contrario de la inversión multimillonaria de hoy, el PSG vivía en una época de escasez. El ambiente previo al duelo era muy tenso porque el club de la capital había batido al rival en la primera vuelta de la Ligue 1 por 3-0.

El equipo de Marsella estaba dispuesto a devolver la derrota y creó un clima de guerra con más de 55.000 aficionados enojados. Sin embargo, nada de esto pareció afectar al brasileño.

"Se habló mucho durante la semana. Al llegar al estadio, recuerdo que Ronaldinho dijo antes de bajarnos del autobús: "Hoy gano el partido solo". También bromeó: "Así que incluso puedes quedarte en el autobús (risas). Me dijo: "Vas a ver", dijo Paulo César, ex elemento del PSG, a ESPN.com.

El "Mago" tardó un poco en cumplir la profecía. En el minuto 27, Leroy abrió el marcador para el PSG con un disparo que tomó completamente desprevenido al portero Vedran Runje.

En la segundo tiempo, el camiseta 10 por fin decidió aparecer en el juego.

Paulo César vio que no era buena idea dudar de su compañero...

"Destrozó el partido, y ganamos 3-0 con un show de Ronaldinho. Hizo cosas que no pensamos. Su marcador fue Franck Leboeuf [campeón del mundo de Francia en el 98], que se fue a pasar por el medio de campo y falló. Corrió tras Ronaldinho todo el campo hasta el gol (risas)", recordó.

Al 43' del 2T, Ronaldinho participó en el tercer gol tras una preciosa jugada de contraataque desde la derecha.

"En otro gol, ganó en la carrera, dribló al portero e incluso esperó a que el rival le diera un carro para intentar tomar el balón antes de patear [Leroy completó para las redes sobre la línea]. Estas jugadas marcaron mucho en Francia por ser un clásico. Fue un gran partido", dijo Paulo César.

En las imágenes del partido tras la victoria, Ronaldinho sigue abrazado en el césped por el defensa argentino Mauricio Pochettino, actual técnico del PSG.

Al final de la temporada 2002/2003, el brasileño estuvo cerca de trasladarse al Manchester United, pero fue contratado por el Barcelona y cambió la historia del fútbol mundial.

"Vi cuando el Barcelona venía a por él durante mucho tiempo. Se fue [el técnico] Luis Fernández y llegó otro entrenador, que tenía una conversación con Ronaldinho, pero ya sabíamos que se iba a ir porque no había forma de sujetarlo", dijo Paulo.

En Cataluña, el brasileño fue elegido dos veces mejor jugador del mundo, ganó varios títulos, entre ellos LaLiga y Champions League, además de ser mentor del joven Lionel Messi.

"En el PSG, Ronaldinho no era tan eficiente como en el Barcelona a pesar de que jugaba partidos importantes, pero era más un espectáculo de fútbol, ​​¡un espectáculo! Todos cuando lo veían jugar ya imaginaban una jugada o un regate hermoso. Eficiencia y espectáculo juntos para convertirse en el mejor jugador del mundo", concluyó.