<
>

Las conclusiones que deja la Copa América para la Selección de Perú

Perú finalizó en el cuarto puesto Getty Images

La Selección Peruana culminó su participación en la Copa América quedando en el cuarto lugar. Sin duda, un certamen que dejó conclusiones para analizar considerando los objetivos de Ricardo Gareca. Con un plantel distinto y sin algunos referentes, el Tigre disputó los siete partidos y ahora se alista para lo que será el resto de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022.

RICARDO GARECA
La primera conclusión e importante para la Selección Peruana fueron las decisiones de Ricardo Gareca en los partidos. El estratega argentino demostró su capacidad para plantear y replantear encuentros. Además, encontró mayores variantes desde lo táctico que le permitirán afrontar las Eliminatorias.

Sin embargo, solo hay un sistema que no le funcionó y fue ante Brasil. El técnico de Perú decidió salir a jugar con una línea de cinco en defensa y no se logró contener a los atacantes brasileños. Luego, se replanteó volviendo a la línea de cuatro y el equipo mejoró.

LO COLECTIVO
La Selección Peruana volvió a competir.
Sin duda, en las Eliminatorias y considerando los duelos ante Chile y Argentina, el equipo de Ricardo Gareca había dejado de ser ese equipo que complicaba en cualquier plaza a los rivales. No obstante, la Copa América sirvió y se recuperó un aspecto muy importante para el entrenador argentino.

Por otro lado, Perú demostró tener capacidad de reacción ante la adversidad. Ante un mal primer tiempo o resultado adverso, el colectivo se levantaba y lograba emparejar las acciones. Un claro ejemplo, el duelo ante Ecuador que culminó 2-2.

GANAMOS JUGADORES
Uno de los objetivos de Ricardo Gareca en la Copa América era ampliar el universo de futbolistas para la Selección Peruana. Sin duda, lo encontró. Ahora, tenemos más alternativas en cada puesto del equipo. Y lo más importante, se generó la competitividad.

LO INDIVIDUAL
Independientemente del buen colectivo que formó Ricardo Gareca, aparecen las buenas individualidades que marcaron diferencias en la Selección Peruana. André Carrillo y Christian Cueva lograron potenciarse con Perú y fueron claves en el ataque del equipo.

Gianluca Lapadula aprovechó la Copa América para terminar de acoplarse al grupo de la Selección Peruana y entender el juego que se realiza. Nos animaremos a decir, que el futbolista peruano entendió cómo aprovechar al ítalo-peruano en el ataque.

Sergio Peña se adaptó a las exigencias de Ricardo Gareca en el mediocampo. Entendió que, si quería ser titular tenía que correr y marcar. Lo mencionamos porque en los Países Bajos solía jugar de enganche sin mucha responsabilidad en la marca.

LAS APARICIONES
Una mención importante para los jugadores que aprovecharon los minutos que les dio Ricardo Gareca para ganarse la consideración.

Marcos López terminó jugando de titular los partidos de la Selección Peruana. El lateral izquierdo le ganó el puesto a Miguel Trauco y se alista para las Eliminatorias. El futbolista peruano es disciplinado tácticamente, agarró confianza y se proyecta bien en ataque.

En el aspecto defensivo, Alexander Callens es una alternativa y quizás el titular en la zaga. El jugador del New York City se ganó el puesto en un duelo complicado ante Colombia y demostró tener buen juego aéreo y técnica para salir jugando.

Jhilmar Lora tuvo minutos con la Selección Peruana y dejó buenas sensaciones. Aquí no podríamos decir que le ganó el puesto a Aldo Corzo, pero si le va competir el puesto. Además, tendrá a nivel de clubes que demostrar que puede seguir en la consideración de Ricardo Gareca.

El tapadito de la Copa América fue Raziel García. EL jugador de Cienciano entró en un duelo duro ante Brasil y se adaptó al juego peruano con el buen toque de pelota.

EL ASPECTO DEFENSIVO
El principal problema de la Selección Peruana y dolor de cabeza seguramente para Ricardo Gareca es la defensa
. Perú recibió 14 goles en 7 partidos. Un saldo preocupante considerando que se vienen las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022.

Además, el estratega argentino no logró consolidar una pareja de centrales. Empezó con Ramos-Abram y terminó con Santamaría-Callens.

Incluso, el Tigre probó una línea de cinco en defensa ante Brasil y no le funcionó. La tarea pendiente será consolidar una defensa que de garantías.