<
>

¿Sin Lionel Messi hasta enero? Barcelona encuentra dificultades para inscribirlo

play
Laporta informa en qué está la renovación de Messi (1:15)

El presidente del Barcelona Joan Laporta explicó que ha habido progresos en lo que tiene que ver con el nuevo contrato de Messi. (1:15)

Barcelona se ha topado con un importante obstáculo en sus esfuerzos por reducir la masa salarial, y no se le está haciendo fácil hacer espacio para inscribir sus nuevos fichajes y el nuevo contrato de Lionel Messi, según informaron distintas fuentes. El club debe reducir sus gastos para asegurarse de cumplir con los límites estipulados por La Liga la próxima campaña. Si no lo consigue, corre el riesgo de no poder inscribir el nuevo contrato de Messi, o de sus nuevos fichajes: Memphis Depay, Sergio Agüero, Eric García y Emerson Royal.

Barça tiene hasta el cierre de la ventana de pases, el 31 de agosto, para presentar el contrato de Messi y sus nuevos fichajes ante La Liga, pero internamente quiere tener todo resuelto para el 15 de agosto, cuando arranca la temporada de liga de local ante Real Sociedad. El presidente de La Liga, Javier Tebas, dijo que no flexibilizará las reglas para Barcelona, de manera que, si el club no logra poner sus finanzas en orden, de firmar el contrato por cinco años revelado por ESPN la semana pasada, Messi no podría jugar hasta al menos enero, como sucedió con el mediocampista de Getafe Pedro León en 2014.

Barça logró darles salida a varios jóvenes y jugadores secundarios al principio de la ventana de pases, entre ellos el internacional estadounidense Konrad de la Fuente a Marsella, pero le está costando mover los salarios grandes. El club tampoco ha logrado acordar recortes salariales con Sergio Busquets, Jordi Alba y Sergi Roberto. Las fuentes dicen que el director de fútbol Mateu Alemany ha hablado con los representantes del trío, pero ninguno estuvo dispuesto a reducir sus ganancias para ayudar al club. Busquets gana alrededor de €16 millones por año en el club; Alba, €13m; y Roberto, €10.5m.

Como ya había explicado ESPN, la manera más rápida de alcanzar el objetivo era mediante Antoine Griezmann, pero las negociaciones para que el delantero regrese a Atlético de Madrid se han estancado. Barça y Atlético habían estado negociando un canje, mediante el cual el mediocampista Saúl Ñíguez pasaría al Camp Nou, pero no hay acuerdo sobre el valor de los jugadores.

Griezmann, quien preferiría volver a Atlético sobre un pase a la Premier League, según las fuentes de ESPN, no quiere una reducción en su ingreso, que ronda los €35m anuales, lo que significa que Barça podría tener que colaborar con su salario para llegar a algún acuerdo. Hizo algo similar cuando Luis Suárez pasó a Atlético de Madrid el verano pasado.

Miralem Pjanic y Samuel Umtiti han sido informados de que no tienen futuro en el club, pero ninguno de ellos está cerca de irse aún. Como Griezmann, Pjanic, quien ha recibido interés de Italia, no quiere un recorte salarial. Las fuentes dicen que ninguno de los clubes interesados en el mediocampista bosnio puede igualar su ingreso.

Philippe Coutinho, quien gana alrededor de €24m por año, y Neto (€6,5m) son otros dos candidatos a irse este verano, pero podrían terminar quedándose. Barça no quiere perder una porción importante de las £142m que le pagó a Liverpool por Coutinho en 2018, según reveló ESPN, y el entrenador Ronald Koeman no está convencido de que Neto se vaya con el arquero titular Marc-Andre ter Stegen de baja por lesión.