<
>

Dos Diablas contratadas para jugar en Europa

ESPN.com

Las realidades de todas las selecciones no son iguales. Las Diablas que fueron a participar del torneo de España y Países Bajos son profesionales o están camino a serlo, pero no a nivel deportivo. Son médicas, profesoras de educación física, abogadas, ingenieras, entre otras. Y eso, el futuro, pesa cuando hay que tomar decisiones. Vivir del hockey es una posibilidad que recién hace pocos meses empezaron a ver de otra manera. La llegada de Cacho Vigil al staff técnico y el salto de calidad de la selección a partir de contar con más presupuesto para realizar giras, medirse con los mejores, y la clasificación histórica a la Copa del Mundo, fueron, en parte, los motivos que hicieron que plantearse el alto rendimiento como única forma de vida, fuese un poco más viable. Claro, pero para vivir del hockey hay que irse al exterior, en Chile no es posible hoy.

Denise Rojas Losada, que quedará en la historia del hockey local por marcar el primero -y el segundo- gol del país en un Mundial tuvo más de una propuesta después de haber sido una pieza clave en el corto. Su barrida llamó la atención de quienes buscaban para su club una defensora con potencia en el tiro directo de jugada fija. Un látigo, una fuerza imposible de frenar que llega a la tabla a la velocidad justa en la que la defensa pierde la posibilidad de reaccionar.

Sin duda estas jugadoras con porcentaje alto de gol en córner cortos comenzaron a ser las muy requeridas entre los clubes. El córner en sí se volvió un arma letal y entonces quienes tienen la capacidad de disparar resultan fundamentales. “La primera propuesta me llegó después de los octavos de final ante Bélgica. Un equipo de La Haya, Países Bajos, me contactó porque también me habían visto ante Irlanda (NdeR: donde convirtió su primer tanto). Hablé con Cecilia Rognoni, me aconsejó un poco y me dio más información. Como no tengo pasaporte europeo aún, está en trámite, eso era una traba para decidirme por este club. Me hablaron también del Leopold de Bélgica y de Terrassa de España, donde ya jugué”, contó la defensora. Y agregó: “Finalmente me voy al HTHC de Alemania, en Hamburgo. Si bien jugar en Países Bajos es un sueño, me di cuenta que muchas referentes como Agostina Alonso, Agustina Gorzelany, María Jiménez de España, eligieron Alemania. Es un juego que me sirve mucho a mí, tiene un sistema que me sorprendió en el Mundial y como jugadora me pueden fortalecer”, cerró.

La elección implica dejar mucho: Denise está en 5° año de Kinesiología, hace las prácticas y trabaja en una clínica, es entrenadora y además se perderá parte de la preparación que siguen Las Diablas que están en suelo chileno. Pero es consciente de que esta oportunidad le va a sumar. “Hay que aprovechar el boom deportivo, estamos siempre al límite en el alto rendimiento pero esto es lo que elegimos”.

La otra que dio el sí fue Natalia Salvador, arquera del plantel. Estuvo jugando en el Junior de España por dos temporadas hasta antes de la Copa del Mundo y tenía decidido buscar otros rumbos. “Durante el Mundial apareció la oportunidad de volver a un club que estuve en Alemania en la temporada 2017/18. Es un equipo de segunda división pero la intención es ascender. Es un desafío para mí, ojalá logremos subir de categoría”, aseguró la nueva guardiana del arco del Crefelder Hockey & Tennis Club.

También está la realidad de otras jugadoras que terminan inclinándose por lo profesional y priorizan terminar sus carreras por lo que deciden quedarse y no emigrar. A María Jesús Maldonado (25 años) la llamaron por primera vez luego de la Copa Panamericana de enero donde tuvo un gran torneo. Ese llamado fue de un club germano; y post Mundial, llegó la opción de ir a Bélgica pero el deber (académico) tocó la puerta: “Quiero terminar la universidad que ya solo me queda un año para recibirme en Ingeniería Comercial”, concluyó la delantera.