<
>

Cómo le fue a Chile en los Mundiales Junior

Chile es la nación que más veces albergó una Copa del Mundo, tres veces fue anfitrión de este certamen (2005, 2016 y 2023) siendo la primera que lo hizo dos veces y también la única que llegó a 3. El seleccionado chileno comenzó sus andanzas en Ottawa 1989, la primera edición del torneo junior femenino culminando en la posición 12°.

Por aquel entonces no se las conocía como “Diablitas” ni tenía tanta importancia como hoy el hockey en suelo chileno, pero esa camada de chicas vestidas con La Roja colocó el primer peldaño para que las futuras generaciones lograran soñar con representar su camiseta en una copa del mundo.

Luego vinieron varios años de ausencia, Terrassa 1993 y Seongnam 1997 solo contaron con Argentina representando a América del Sur, pero casualmente en el país albiceleste fue cuando Chile retomó su participación en el Mundial 2001. En ese torneo La Roja también terminó 12°.

Cuatro años después llegó el primero de los tres mundiales en Santiago de Chile, y sí que fue buen augurio, Las Diablitas consiguieron su mejor resultado a la fecha (10°) y en ese 2005 se construyó una base con las personas que asistieron para continuar vislumbrando un crecimiento del hockey.

Boston (2009) corrió la misma suerte que en Buenos Aires y Ottawa, Chile selló su participación en el punto 12°, tras el bache de ausencia en Mönchengladbach (2013) llegó nuevamente Santiago; Las Diablitas recibieron al Mundial Junior en su tierra y si bien no superar su mejor lugar, terminaron más arriba que en el último (11°).

El antecedente más reciente fue en Potchefstroom, Sudáfrica. Allí se celebró en 2022 –se iba a realizar en 2021 pero por el brote del covid-19 se postergó- la última Copa del Mundo que terminó con Países Bajos en la cima del podio, en ese certamen Chile no clasificó.

Ahora se está disputando un nuevo mundial en Santiago de Chile, donde las anfitrionas buscarán superar su mejor marca histórica y así seguir trazando el camino del hockey chileno que continúa creciendo a pasos agigantados.